Cerebrum le proporciona una excelente opción para el tratamiento de:

  • Depresión y ansiedad
  • Estrés postraumático
  • Fibromialgia
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Dolor crónico
  • TDAH
  • Enfermedad de Parkinson
  • Tics
  • Parálisis cerebral
  • Autismo
  • Secuelas de infarto cerebral
  • Afasia y otros trastornos del lenguaje
  • Adicciones
  • Bulimia y Anorexia nerviosa
  • Estimulación cognitiva general y de áreas específicas

Estimulación Cerebral No Invasiva.

Un nuevo método para tratar enfermedades neurológicas y psiquiátricas

El uso de estímulos eléctricos y magnéticos en medicina comenzó prácticamente desde los orígenes mismos de la medicina; Hipócrates(460 BC), Scribonius Largus, Galeno(131-201) y Avicena(980-1037) entre otros, utilizaron la electricidad producida por animales como el pez torpedo, y también los imanes para aliviar el dolor, las hemorragias y otros padecimientos no bien descritos para la época.

En los últimos 15 años se han desarrollado varios métodos que permiten estimular el cerebro de forma sencilla, sin cirugía, sin dolor y sin que se requiera ningún tipo de preparación especial en los que van a recibir el tratamiento; por ello se le denomina Estimulación Cerebral No Invasiva(Non-Invasive Brain Stimulation). Entre éstos métodos se destacan la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva(rTMS, de sus siglas en inglés) y la Estimulación Transcraneal con Corriente Directa(tDCS).

Mediante la rTMS y la tDCS se administran pequeñas cantidades de corriente en la corteza cerebral y de esta manera se modifica el funcionamiento del cerebro, lo cual que se reflejará en un cambio funcional favorable en el paciente. Es por tanto una forma muy novedosa de modular la neuroplasticidad.

Actualmente se utilizan en el tratamiento de las siguientes enfermedades:

  • Depresión y ansiedad
  • Estrés postraumático
  • Fibromialgia
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Dolor crónico
  • Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad
  • Enfermedad de Parkinson
  • Tics
  • Autismo
  • Parálisis cerebral infantil
  • Secuelas de infarto cerebral
  • Afasias
  • Otros trastornos del lenguaje
  • Adicciones
  • Trastornos alimentarios (Bulimia/Anorexia nerviosa)

Se ofrece también estimulación cognitiva general y de áreas específicas para el aprendizaje en sujetos sanos. En algunos casos especiales de intolerancia o rechazo a la medicación en enfermedades mentales también puede ser útil como alternativa terapéutica

Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva(rTMS)

La Estimulación Magnética Transcraneal se basa en el principio de la inducción electromagnética demostrado experimentalmente por Michel Faraday en 1831; transcurrieron muchos años desde entonces hasta 1985, cuando Anthony Barker realizó la primera demostración pública sobre el efecto de la Estimulación Magnética Transcraneal utilizando un equipo diseñado especialmente para el uso clínico. A partir de este momento se puede considerar que renació la aplicación e investigación científica sobre los efectos terapéuticos de la rTMS.

Estimulación Eléctrica Transcraneal con Corriente Directa(tDCS)

Entre los años 1998 y 2000 el uso de la tDCS ha tenido igualmente un desarrollo vertiginoso.

La tDCS tiene la ventaja de ser menos costosa, más fácil de aplicar, sin embargo, algunas evidencias preliminares sugieren que la rTMS podría ser más efectiva como tratamiento.

¿Cómo se realiza una sesión de Estimulación Cerebral No Invasiva?

En cada sesión de estimulación magnética transcraneal repetitiva, deberá permanecer sentado, especialmente cuando se trata de la rTMS, donde no debe mover la cabeza ya que el estímulo usualmente se focaliza en un área aproximada de 1cm2, por lo tanto un pequeño desplazamiento de la cabeza puede dejar fuera de alcance terapéutico la estimulación. Por el contrario cuando se utiliza la tDCS puede tener un mayor rango de libertad para moverse, pues los electrodos están atados a su cabeza mediante unas bandas elásticas o semi-rígidas.

Para la rTMS se require dosificar la intensidad de estimulación a utilizar individualmente calculando el valor del umbral motor; este valor de intensidad es individual, independientemente del protocolo de estimulación que se aplique. Las sesiones de estimulación suelen durar entre 20 y 40 minutos en total. En el caso de la tDCS en adultos usualmente se utilizan 2 mA de intensidad de estimulación, mientras que en niños mayores de 5 años 1 mA es considerado un valor seguro; la duración total de la sesión de estimulación debe ser de 20 minutos.

El paciente no debe portar objetos metálicos cerca del sitio de estimulación y se recomienda en general mantener a más de 1 metro de distancia teléfonos móviles, tarjetas de crédito y equipos de cómputo en general, pues podrían ser afectados por el campo magnético.

Al finalizar la sesión, el paciente puede continuar con sus actividades de la vida diaria sin ninguna medida especial.

Nuestros Pacientes Opinan