• El uso de estímulos eléctricos y magnéticos en medicina comenzó prácticamente desde los orígenes mismos de la medicina; Hipócrates(460 BC), Scribonius Largus, Galeno(131-201) y Avicena(980-1037) entre otros, utilizaron la electricidad producida por animales como el pez torpedo, y también los imanes para aliviar el dolor, las hemorragias y otros padecimientos no bien descritos para la época.
  • En 1985 en la Universidad de Sheffield(Inglaterra) se demostró por primera vez en público el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal para la obtención de potenciales evocados motores. En los últimos 15 años se han desarrollado varios métodos que permiten estimular el cerebro de forma sencilla, sin cirugía, sin dolor y sin que se requiera ningún tipo de preparación especial en los que van a recibir el tratamiento; por ello se le denomina Estimulación Cerebral No Invasiva(Non-Invasive Brain Stimulation). Entre éstos métodos se destacan la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva(rTMS) y la Estimulación Transcraneal con Corriente Directa(tDCS).
  • En el año 2008 la FDA aprobó el uso del sistema NeuroStar de rTMS para el tratamiento de la Depresión resistente a fármacos, y posteriormente el Estrés Post-traumático y la Migraña. Posteriormente fue aprobado también el uso de la tecnología MagStim, MagPro, CERENE y Soterix(tDCS). Otras instituciones equivalentes de Canadá, Australia, Inglaterra, Alemania y España también han aprobado el uso de estos métodos para tratamiento incluso antes que la FDA, y han incluido un mayor número de enfermedades o condiciones clínicas.
  • A principios del 2000 se produjo un incremento significativo de las investigaciones con el uso de la tDCS, y se ha avanzado mucho en el diseño de nuevos estimuladores eléctricos, que fue impulsado principalmente por el desarrollo de la estimulación magnética, pues ha permitido medir más objetivamente los efectos de este método. En la actualidad la tDCS es igualmente utilizada es una gran lista de enfermedades, y de hecho cuenta con un mayor número de evidencias científicas en algunas circunstancias, por lo tanto se prefiere por esto, y por presentar además un menor costo tecnológico.

Pez Torpedo

El primer estimulador magnético para estimulación transcraneal fue diseñado en Inglaterra. Demostración a cargo del Dr. Anthony Barker